La  cuenta atrás

Deshazte de todo lo que no vayas a llevarte contigo: organiza un rastrillo, recicla, regala… lo que sea necesario para aligerar tus portes

Ve consumiendo los alimentos congelados que aún conserves en casa. Así no tendrás que tirar comida cuando se acerque la fecha

Pide que te pasen en bloque las últimas facturas de electricidad, gas, agua y teléfono y que desconecten el servicio si es necesario


Presupuesta el coste de tu mudanza. Tienes que saber de cuánto dinero dispones para decidirte entre contratar una empresa o hacerlo por tu cuenta. No olvides presupuestar todos los gastos que implica una mudanza (transporte, mobiliario nuevo, productos de limpieza, material de embalaje…).

Cuando queden dos semanas, éstos son los movimientos que te aconsejamos hacer:

Si vas a contratar a una empresa, avísales con un mínimo de 10-15 días y ten presente que en los meses de verano es mejor ampliar aún más ese margen.

Puede que algunas de tus pertenencias necesiten de permisos especiales para el traslado, como las armas de fuego, por ejemplo. Consúltalo con profesionales si tienes dudas.

Hazle saber a todo el mundo tu cambio de dirección: correos, seguridad social, compañías de seguros, bancos… cancela –o modifica– todas las suscripciones de revistas, clubs, etc…

Cuando sólo quede una semana para el traslado, éstos son los asuntos que necesitarás tener controlados:

Haz un listado de todo lo que necesitarás llevar tú personalmente durante el traslado, especialmente si incluye un cambio de ciudad o país: dni, pasaportes, documentos, permisos de trabajo, facturas, joyas, dinero, billetes de avión…

Quédate con ropa suficiente en una maleta, por si el proceso de traslado dura varios días.

Avisa a tus vecinos de que vas a mudarte y de que habrá jaleo en la escalera al menos un día o dos.

Devuelve cualquier cosa que te hayan prestado.

El día antes de la mudanza hay algunas cosas que deberás hacer:

Desconecta la nevera y el congelador. Como mínimo 24 horas antes de la mudanza para poder trasladar con garantías el electrodoméstico. No lleves contigo alimentos perecederos.

Deshazte de todos los productos líquidos de limpieza tóxicos o inflamables.

Y por fin ha llegado el día del traslado… ante todo, conserva la calma. Te deseamos suerte y mucho ánimo con tu traslado

¿Listo para empezar en tu nuevo hogar?

Y si deseas pedirnos un presupuesto de mudanza a CEYMAR sin compromiso, danos todos tus datos en nuestro formulario online de solicitud de presupuesto de mudanza.

Esta es la segunda parte del artículo OPERACIÓN “MUDANZA”. COMO MUDARTE SIN PERDER LA CABEZA